Parasitosis de una sociedad


He pasado la mayor parte del día tratando de condenar y maldecir justificadamente al sujeto que deliberadamente decidió -seguramente tras un breve proceso de selección entre varios especimenes a la redonda- destruir uno de los cristales de mi automóvil para después, con notable destreza e inimaginable velocidad, según indican los rastros que dejó, sustraer violentamente el autoestéreo, destruir la guantera y robar unos lentes para sol marca patito.

No sé a cuántos de ustedes les ha pasado esto, ni cuál haya sido su reacción si es que les ha sucedido. Personalmente sentí mucha tristeza, porque además de que por un buen rato ya no podré escuchar la radio durante esos agonizantes días de tránsito en viernes de quincena, este incidente me ha hecho vivir en carne propia una de las realidades actuales de nuestra sociedad (y nótese que al hablar de sociedad me refiero a toda la sociedad, no sólo de una colonia, delegación, municipio, estado o país en particular), como lo es la proliferación de la rata de dos patas, un parásito difícil de exterminarse, pero que podría combatirse simplemente dejando de consumir productos de dudosa procedencia.

¿Qué pasaría si la gente dejara de consumir productos robados a la vista de todos, así como mercancía contrabandeada y productos ilícitos como la música y las películas piratas? La respuesta es más que evidente. Y aunque algunos argumenten que no es lo mismo robar que comprar un disco pirata en el tianguis, finalmente al hacerlo estamos siendo parte de ese pesado lastre del que nos quejamos y reclamamos a nuestras autoridades todos los días, el de la inseguridad. Definitivamente hay tareas que no podemos dejarle a las autoridades como lo es nuestra propia educación.

Por otra parte (y a modo de catarsis), no dejo de llamar parásito a ese sujeto que vive a costa de los demás jodiéndose al prójimo. Pero como dije, hay causa-efecto, y aquella persona que compre ese autoestéreo que alguna vez le perteneció a mi automóvil, se convertirá automáticamente en otro parásito de esta sociedad.

Anuncios

1 Response to “Parasitosis de una sociedad”


  1. 1 desert nights Casino junio 29, 2013 en 9:23 pm

    Even if you will nonetheless notice nearly all everyone using this kind of following on
    the scorecards and you will be temped to be able to count on this kind of, withstand the
    idea. In the event that they manages to lose,
    he could be done during the day.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Despertares

Alguien alguna vez me dijo: "Go in silence… don´t walk away, in silence…"

Lo más gustado

del.icio.us

Twitter

  • No hay nada más triste que quedarse solo en un grupo de WhatsApp. 18 hours ago
  • El arte de que me haya valido reverenda reata el eclipse. 2 days ago
  • Yo sí me acuerdo muy bien del eclipse del 91. 4 days ago

Mi CaraLibro

Blog Stats

  • 75,738 visitas

Add to Technorati Favorites


A %d blogueros les gusta esto: