Hilda, la elefanta que escapó


Recibí un texto mi estimado amigo Víctor Z. el cual quiero compartir:

Las noticias a veces son sensacionalistas, y simplemente nos sorprenden, pero siempre hay un contexto detrás de cada nota que aparece en los medios. No hay hechos aislados, nosotros nos hemos acostrumbrado a creer que las cosas están aisladas a nuestras vidas, y que por tanto no nos afectan, sin embargo somos un todo.

Saludos a tod@s.

Hilda,la elefanta que escapó

Hilda, era una elefanta de 45 años de edad años, “propiedad” de Luis Arreola Arellano, a su vez propietario del conocido Circo Unión. Hilda seguramente pasó la mayor parte de su vida en ese circo, o al menos en cautiverio. Estas “estrellas” de circo (elefantes, leones, tigres, chimpancés, etc.), que entretienen a chicos y grandes generando risas, carcajadas e innumerables aplausos, no son estrellas convencionales, no se dirigen a backstage a darse una ducha, ni a descansar en una rica cama mientras disfrutan de un rico catering.

Por el contrario, cuando no están en escena o “entrenando” pasan su tiempo en diminutas jaulas, sujetos a enormes cadenas, o viajando en extenuantes giras por todo el país en diminutos remolques en donde muchas veces no pueden cambiar ni siquiera de posición, además de sufrir condiciones climatológicas extremas, en donde incluso como resultado mueren.

En el circo tradicional, los animales no eligen ser “estrellas” simplemente son esclavos.Esclavos para nuestro entretenimiento y diversión. Quien piense que estos animales realizan actos para “divertir” a su público por voluntad propia, vive en un error que normalmente es producto de la desinformación, la ignorancia o la ceguera.

Los animales realizan estos actos enescena por una sola razón: MIEDO.

Los entrenamientos de la mayor partede los animales llamados “salvajes” como es el caso de grandes felinos y elefantes, esta acompañado del abuso físico y del condicionamiento de sus actos en una de las más antiguas formas de sometimiento: el premio y castigo.

Los circos obligan a los animales a realizar actos que no tienen ninguna semejanza con lo que estos animales están acostumbrados a hacer en su estado natural. Desde un tigre saltando a través de un aro en llamas, osos montando bicicletas, elefantes que se posan sobre dospatas, etc. Trucos durante los que recurrentemente los animales resultan lastimados.

Para este entrenamiento y con el objeto de que realicen actividades antinaturales, se necesitan látigos, collares de ahorque, instrumentos para picar y generar descargas eléctricas, ganchos de metal y otras herramientas.

En el caso de los entrenadores de elefentes de circo, estos portan una herramienta llamada ankus (vara de madera con un filoso gancho en la punta), la cual se utiliza para evitar comportamientos no deseados. El ankus, se aplica en las zonas más sensibles del elefante, como los pies, atrás de las orejas, bajo el mentón, dentro de la boca y otras zonas de la cara, además de que muchas veces se utiliza directamente para golpear al animal.

Uno de los casos más sonados de abuso y maltrato, ha sido en los últimos años el circo Ringling Bros, el cual en menos de dos años, ha estado vinculado a las muertes de dos elefantes bebés, un tigre enjaulado que fue víctima de un arma de fuego, un caballo y un león marino sacado de su hábitat natural para ser hallado muerto en un contenedor para transporte. De los 60 elefantes de Ringling, 44 fueron cruelmente capturados en su hábitat natural, y por lo menos 17 murieron desde 1992. Recientemente, el domador de elefantes Mark Oliver Gebel fue acusado de crueldad por golpear y herir con un afilado gancho de metal a un elefante asiático en peligro de extinción. Lamentablemente, las cortes decidieron que quedara en libertad.

Esto no es exclusivo del circo Ringling Bros, sino de la mayoría de los circos con animales alrededor del mundo.La vida de confinamiento y frustración que llevan estos animales los conduce aestados neuróticos. Lo cual se puede apreciar en comportamientos estereotipados, como el balanceo ininterrumpido de la cabeza en los elefantes y el movimiento constante de los tigres dentro de las jaulas. Estas actitudes son síntomas claros de un stress psicológico muy profundo, que también puede dar como resultado el ataque a sus cuidadores y/o entrenadores y la búsqueda frenética de escape.

En estado natural, los elefantes viajan grandes distancias en grupo. En los circos, salvo cuando deben actuar, pasan el día encadenados por las dos patas, lo que les imposibilita caminar. Es sabido que los elefantes son gregarios y forman fuertes lazos familiares, sin embargo, en los circos esto no existe.

Los animales de circo y los zoológicos,aunque duela aceptarlo no proveen una verdadera herramienta educativa para elpúblico, por el contrario, son parte de la misma industria cultural,que enseña a nuestros hijos que el estado“normal” de un animal es en cautiverio o en la “esclavitud” realizando actosantinaturales.

Con todo esto tal vez encontremos la respuesta lógica al porqué Hilda, decidió escapar de su cautiverio esta madrugada generando un aparatoso accidente en la carretera México-Tulancingo a la altura de Ecatepec, en donde perdió la vida el chofer del autobús, contra el que la elefanta chocó de frente, hiriendo y poniendo además en riesgo a decenasde pasajeros.

Hilda, también perdió la vida, aunque tal vez en el fondo encontró lo que más anhelaba, la libertad.

Los pequeños cambios en nuestros hábitos generan grandes cambios. Nuestros consumos no sólo son lo que comemos, vestimos o manejamos, también son culturales.

El darnos cuenta de lo que esta detrás de los que consumimos, genera enormes diferencias éticas, ambientales, económicas y políticas.

Es nuestra renuncia a seguir siendo cómplices y meros espectadores de las tragedias a las que día con día nos acostumbramos.

¿Qué podemos hacer?

– No acudir a loscircos con animales.
– Reenviar estainformación.
– Apoyar a los circos sin animales.
– Ser conscientes delo que consumimos.

Más Información:
www.eluniversal.com.mx/notas/540557.html
www.petaenespanol.com/at/3.html
www.circuses.com/
www.mercyforanimals.org/clevelandringlingdisruption.asp
www.uva.org.ar/circo1.htm
es.youtube.com/watch?v=ZZF_KvjhL18&feature=related
es.youtube.com/watch?v=_CKxNpnP5pM&feature=related

Anuncios

1 Response to “Hilda, la elefanta que escapó”


  1. 1 JUANITO septiembre 24, 2008 en 2:05 pm

    Realmente es impactante lo sucedido, indiscutiblemente por la perdida humana, pero la pobre elefantita hayo su muerte, buscando la libertad; ya basta con el maltrato animal, no somos dueños y señores de ellos, deben ser libres y se merecen la vida y la libertad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Despertares

Alguien alguna vez me dijo: "Go in silence… don´t walk away, in silence…"

Lo más gustado

del.icio.us

Twitter

  • No hay nada más triste que quedarse solo en un grupo de WhatsApp. 18 hours ago
  • El arte de que me haya valido reverenda reata el eclipse. 2 days ago
  • Yo sí me acuerdo muy bien del eclipse del 91. 4 days ago

Mi CaraLibro

Blog Stats

  • 75,738 visitas

Add to Technorati Favorites


A %d blogueros les gusta esto: